Wednesday, October 12, 2016

No hagan nada hasta que yo vuelva

El tema de esta semana viene de un cómico que dijo que, si la humanidad no pudiera evolucionar, las personas como Jesús pudieron haber dicho:  “¡No hagan nada hasta que yo vuelva!” En el Centro para la Vida Espiritual, nos esforzamos para ayudar a cada persona en su proceso evolutivo para despertar. Para evolucionar, una persona tiene que estar muy ligada con la vida. No nos ayuda sentarnos a esperar mientras otros toman decisiones por nosotros. Para poder usar el poder creativo de nuestras mentes y dirigir el rumbo de nuestras vidas, necesitamos tomar decisiones y acciones.

Ya sea que tomes decisiones o no, estás influyendo en la forma en la que se desenvuelve tu vida. No tomar una decisión también es una decisión. Por lo tanto, ¿por qué no tomar decisiones que resulten en la unidad, el amor, la compasión, la empatía, y la amabilidad? Como un ser consciente y autónomo, tienes la posibilidad de traer estos regalos a tu mundo, y al hacerlo, estás contribuyendo a un mundo que funciona mejor para todos.

Me gusta lo que dijo mi colega, la Reverenda Sunday Cote, acerca de la decisión de vivir en armonía con nuestro Poder Superior:

A medida que vivimos alineados con [este Poder], modelamos para otros los frutos del camino de la evolución espiritual. De manera gentil y poderosa, alumbramos el camino para que se manifieste un mundo iluminado, un alma preciosa tras otra. Al permitir que el Espíritu informe a otros por medio de nuestro ejemplo, invitamos al amor genuino y a la vivencia auténtica para que inspiren a toda la humanidad a despertar a su evolución espiritual.

Acompáñame este mes al afirmar: “Dejo que mi luz resplandezca con brillantez, a medida que animo a otros por medio de la sabiduría y la compasión”.


No comments:

Post a Comment

Acknolwedgement

Entradas Populares