Sunday, October 23, 2016

Fuimos creados para ser felices, determinados y entusiastas

En el Centro para la Vida Espiritual en Santa Rosa animamos a los miembros de nuestra comunidad a vivir sus vidas de manera valiente y audaz, y a ser apasionados en cuanto a las posibilidades que nos ofrece la vida.

Somos, y siempre seremos, una obra que progresa. Cuando limitamos nuestras ideas acerca de nosotros mismos, también limitamos las posibilidades para el mundo en que vivimos. El Dr. Holmes nos recordó que, ya que la Mente Creativa no puede dejar de crear, siempre está creando algo a través de nosotros y para nosotros. Al examinar nuestras propias vidas, empezamos a ver precisamente lo que estamos creando. ¿Cómo la Ciencia de la Mente ha cambiado la manera en que percibes las posibilidades para tu propia vida?

Nos servimos a nosotros mismos al reconocer el Poder y la Presencia dentro de nosotros, y es ese servicio a nuestro ser lo que nos permite sentir la conexión con todos y con todo. ¿Estamos creando un mundo pequeño, personal, separados de la totalidad de la Vida, o somos parte de todo?

¿Has descubierto una pasión por el servicio o expresión que te llevará más allá de ti misma y que sirve a la comunidad en general?

Al vivir vidas valientes y audaces nos abrimos a la ola de pasión interior que suscita nuevas ideas y oportunidades. Fuimos creados para vivir una vida magnifica. El Creador de Todo nos creó y nos puso aquí en medio de todo para que fuéramos parte de todo – no separados de todo.

Acompáñame a afirmar esta semana: Soy ennoblecida, sostenida y apoyada por un Poder más grande que yo. A medida que me entrego a este Poder y a esta Presencia dentro de mí, soy transformada e inundada de ideas para un mundo que apoya la unidad con toda la vida. Me presento, me ofrezco y hago lo que ahora me toca hacer.

~Edward Viljoen




Sunday, October 16, 2016

Creemos en una Causa indestructible, autoexistente.

En nuestra declaración de creencias, Ernest Holmes expresa la siguiente idea: Creemos en una Causa indestructible, autoexistente.

Para muchas personas, es difícil relacionarse con la Divinidad en estos términos absolutos. Para poder aceptar estos conceptos, es necesario entenderlos de manera personal y tangible. Consciente o, de otra manera, están cuestionando: “¿En qué me beneficio yo?” Sin establecer la relevancia, podrían quedarse atrapados en preguntarse: “¿Qué diferencia tiene para mí?” Un factor clave en la comprensión de este elemento esencial de nuestras creencias es establecer la conexión entre lo Absoluto y la experiencia de nuestra vida diaria.

En el libro Love and Law, Holmes compartió: “Todo es hecho de la única sustancia principal.  Toda sustancia es tan indestructible como Dios, ya que todo es Dios. El centro de Dios está en todas partes y la circunferencia no está en ninguna parte.”

Estamos hechos de la sustancia de Dios porque todo lo que conocemos que existe es la expresión de una sola y Única Causa. No hay ninguna otra sustancia de la cual se ha creado algo, por lo tanto, cada uno de nosotros es hecho a semejanza de, y hecho de, la misma sustancia que nuestro Creador Divino.  Si realmente creyeras que tú, al igual que tu Creador, están hechos de la misma esencia indestructible de Dios, ¿tendrías más fe en tu intuición? ¿Te abrirías a una gama más amplia de posibilidades?

En Living Without Fear, Ernest Holmes declaró: “Dios, la Fuerza vital universal y la Energía que corre a través de todo, es una Presencia inteligente que se extiende por todo el espacio; una Eternidad de eternidades sin comienzo y sin fin; una Causa autoexistente; una Unidad perfecta, y una Plenitud total”.

Se nos han inculcado, de manera individual y colectiva, las características con las que asociamos a nuestro Creador Divino. En última instancia, no tenemos comienzo ni fin. Vale preguntarnos: Si verdaderamente aceptas que la “Causa” vive en ti, como tú misma, ¿te respetarías más a ti misma (tu mente, cuerpo y espíritu)? ¿Serías más compasiva hacia los demás?



Wednesday, October 12, 2016

No hagan nada hasta que yo vuelva

El tema de esta semana viene de un cómico que dijo que, si la humanidad no pudiera evolucionar, las personas como Jesús pudieron haber dicho:  “¡No hagan nada hasta que yo vuelva!” En el Centro para la Vida Espiritual, nos esforzamos para ayudar a cada persona en su proceso evolutivo para despertar. Para evolucionar, una persona tiene que estar muy ligada con la vida. No nos ayuda sentarnos a esperar mientras otros toman decisiones por nosotros. Para poder usar el poder creativo de nuestras mentes y dirigir el rumbo de nuestras vidas, necesitamos tomar decisiones y acciones.

Ya sea que tomes decisiones o no, estás influyendo en la forma en la que se desenvuelve tu vida. No tomar una decisión también es una decisión. Por lo tanto, ¿por qué no tomar decisiones que resulten en la unidad, el amor, la compasión, la empatía, y la amabilidad? Como un ser consciente y autónomo, tienes la posibilidad de traer estos regalos a tu mundo, y al hacerlo, estás contribuyendo a un mundo que funciona mejor para todos.

Me gusta lo que dijo mi colega, la Reverenda Sunday Cote, acerca de la decisión de vivir en armonía con nuestro Poder Superior:

A medida que vivimos alineados con [este Poder], modelamos para otros los frutos del camino de la evolución espiritual. De manera gentil y poderosa, alumbramos el camino para que se manifieste un mundo iluminado, un alma preciosa tras otra. Al permitir que el Espíritu informe a otros por medio de nuestro ejemplo, invitamos al amor genuino y a la vivencia auténtica para que inspiren a toda la humanidad a despertar a su evolución espiritual.

Acompáñame este mes al afirmar: “Dejo que mi luz resplandezca con brillantez, a medida que animo a otros por medio de la sabiduría y la compasión”.


Acknolwedgement

Entradas Populares